Cultura japonesa: Los japoneses y los regalos.

La tradición de regalar en Japón.

Uno de los grandes pilares de la economía en Japón es el comercio. Aparte de las grandes superficies, en las calles céntricas de las ciudades proliferan los pequeños comercios familiares que aportan  movimiento y animación a la vida de la ciudad.

Animados colores en las calles comerciales japonesas.

Y para poder vender, necesitan a clientes que quieran comprar. Una de las claves de este asunto es que en Japón crean puestos de trabajo donde aquí no los encontramos necesarios, como es el sector servicios.Por ejemplo, en una gasolinera a la hora de repostar te pueden atender cinco personas: una te sirve la gasolina, otra te limpia los cristales, otra te vacía el cenicero, otra te cobra, otra supervisa que todos estén coordinados. Podemos pensar que eso es un despilfarro en recursos humanos, pero en realidad es la manera de que esas cinco personas ganen dinero… para poder gastarlo en su comercio. Para que lo entendamos, es justo lo opuesto a la política de austeridad que nos han aplicado en España, es hacer que el dinero circule para que la economía se mantenga próspera.

Motivos para consumir.

¿Y si eres un japonés que no necesita gran cosa, y que eso de comprar…como que no le gusta?. Pues en Japón, hasta los más frugales y sencillos pueden gastar su dinero… haciendo regalos. Porque estamos hablando de la costumbre nacional de intercambiar regalos a menudo.  Y no es mala idea, los regalos y atenciones siempre alegran al que los recibe y facilitan la comunicación cordial.

Así que en Japón cada mes existen campañas de marketing con un motivo, cada vez distinto. Contemplan el calendario y cada día del año es un motivo para vender, no sólo con motivo de fiestas y tradiciones nacionales, también han hecho suyos festividades y evento somo la Navidad, o San Valentín. Y en Japón, se hacen regalos no sólo a los seres queridos, sino que a los vecinos, a los compañeros de trabajo, a los clientes, y a todos aquellos con los que se relacionen.

El regalo recíproco

Porque se diría que la costumbre japonesa no es hacer un regalo, espero que te guste, y tan amigos. La costumbre es intercambiar regalos, cada uno regala algo, y recibe algo. Así se fomentan las buenas relaciones, y se mueve el comercio.

Regalos por correo: El auge de la papelería

aunque en Japón conviven distintas religiones en absoluta armonía, su religión más antigua se basa en la Naturaleza , por eso contemplan con reverencia los cambios que se producen en ella con el paso de las estaciones, y en su filosofía zen de vivir el momento, cada cambio de estación se mandan mensajes en preciosas tarjetas para felicitarse la estación.

Este es el calendario de 2017 que Japonesca regala (sin marca de agua) como felicitación de Año Nuevo. 

Regalar alimentación: Lo más diplomático.

En Japón hay una oferta apabullante de objetos de regalo, de elección libre o marcados por la tradición. De entre ellos, los que son realmente prueba de sentido práctico, son los alimentos y bebidas. Y lo bien que quedas, cuando regalas una delicia, y además te aseguras de que tu regalo llegará a buen puerto, un asunto de importancia cuando no conoces los gustos del destinatario del regalo.

Omiyage.

Los japoneses incluyen en sus gastos de viaje lo que aquí antiguamente llamábamos souvenir, algo típico de la tierra que se visita. Un gesto que esperan con ilusión los familiares, amigos y hasta vecinos del viajero.

El protocolo de los regalos.

Cuando dos japoneses intercambian regalos, nunca los abren en presencia del que se lo ha regalado - piopialo          . Dejan a un lado ese envoltorio  normalmente tan elaborado (forma parte de la estética y ceremonia del regalo), y ya lo abrirán en la intimidad. El motivo es muy sencillo: No quieren contrariar a su interlocutor, en caso de que el regalo no sea de su gusto.

En occidente no existen tantos pretextos para intercambiar regalos, aparte Navidad sobre todo a los niños y algún “amigo invisible”, y Sant Jordi o San Valentín para los que festejan (Allí en San Valentín se regalan chocolatinas unos a otros incluso entre compañeros de trabajo, fíjate si aprovechan el evento, y también celrban ek dñia de la Rosa). Pero no sería mala idea empezar a instaurar el hábito de los regalos con cualquier motivo, que daño no hace, ni al comercio ni a la cohesión social.

Regálame tu suscripción, y te regalo el calendario del año.

Desde japonesca os animo a la costumbre de intercambiar regalos: Por vuestra suscripción a la newsletter de Japonesca, os envío el calendario del año, es un diseño exclusivo.


El furoshiki es uno de los regalos más populares entre japoneses, un pañuelo que sirve para diferentes propósitos, como por ejemplo…para envolver otro regalo!.

 

japonesca

Durante décadas, Japonesca ha estudiado el idioma y la cultura japonesa, y en este blog publica sobre aquellos elementos de dicha cultura que resultan atractivos para la nuestra. Traductora, fotógrafa, actriz y artesana, ha publicado libros sobre la escritura japonesa, crea tu nombre en japonés, y ha lanzado líneas de artesanía de influencia japonesa, con caligrafía shodou, pintura sumi-e, pergaminos y moda de vestir con inspiración en la tradición japonesa, como son los yukatas, haoris o hachimakis. Gracias por visitar este sitio. 何十年もの間, Japonescaは日本語と日本文化を研究していた結果として、このブログではとこのブログでは東洋人にとって魅力ある日本文化の要素の上で掲載します。翻訳家、写真家、女優と職人でありハポネスカは、日本語の表記についての本を出版し、日本であなたの名前を作成し、ハポネスカは日本の伝統的なファッションの影響を受けて風呂敷、浴衣、羽織、掛け軸、水墨画などのようなクラフトのラインを立ち上げました。 このサイトを訪問いただきありがとうございます。

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *