Caligrafía japonesa: La escritura hecha arte.

[:es]respetoen japones

Dada la Naturaleza de la escritura japonesa, La caligrafía japonesa Shodo (書道), no es solamente un modo de registrar datos, es también un modo de expresión artística. No es de extrañar, ya que los kanjis son grafismos, pequeños dibujos que transmiten un concepto, y algunos de ellos tan complicados en su diseño que requieren precisión y esmero en sus trazos para poder hacer llegar el significado que contienen. Dándole vida al Zen. La caligrafía japonesa también es una herramienta para aplicar el principio religioso del zen, “viviendo” la escritura en el momento en el que se realiza, dejando que no sólo se lea su  contenido, sino que también deja entrever la personalidad del que la ejecuta, expresando a través del pincel no sólo una escritura, resulta el reflejo del alma del artista (principio zen aplicado también a la espada del samurai, que en ella se proyectaba el alma del guerrero que la blandía) . Ejercicio de paciencia. Pero no sólo se utiliza el Shodo de cara a habilidades sociales como la de la comunicación escrita, o para aplicar conceptos místicos como es el zen; en el mundo escolar también sirve para educar a los niños en una de las virtudes de las que hace gala la cultura japonesa: la paciencia. En clase de caligrafía, a los niños se les enseña que antes de comenzar a escribir, hay que deshacer los tacos de tinta con agua en un recipiente destinado a tal uso. Es un trabajo lento, que puede llegar a llevar las tres cuartas partes del tiempo dedicado a la clase de caligrafía, en un ejercicio de paciencia, que además aplica otro de sus dichos: “Manos ocupadas, manos felices”. Elemento pictórico y decorativo. La caligrafía japonesa Shodo forma parte de la  pintura japonesa desde tiempos antiguos; ya en los cuadros de Ukiyo-e en la época Edo (siglo XVIII), las caligrafías formaban parte de la composición pictórica. También son utilizados en las casas, en el rincón “sagrado”, o Tokonoma, adornándolo con caligrafías de bellos sognificados. Son decoraciones sencillas, elegantes y llenas de significado.

volar en caligrafía japonesa shodou

Caligrafía japonesa del kanji de “volar”, 飛ぶ, tobu.

¿Te gustaría tener tu cuadro de Shodo personalizado?.

Puedes contactar con Japonesca sobre caligrafía japonesa; allí puedes solicitar la caligrafía que desees (tu nombre, significados simbólicos, o tu kanji favorito, o como regalo original y exótico ); los cuadros de caligrafía shodo son un detalle de originalidad y buen gusto. Más detalles en la tienda del Japonesca en el portal de artesanía Etsy
Para tu caligrafía puedes elegir el lema, los colores y las medidas, Japonesca te envía la prueba de cómo quedaría tu caligrafía sin ningún compromiso de compra. Más info en este enlace:

corazon[:en]

volar en caligrafía japonesa shodou

Caligrafía japonesa del kanji de “volar”, 飛ぶ, tobu.

Dada la Naturaleza de la escritura japonesa, La caligrafía japonesa Shodo (書道), no es solamente un modo de registrar datos, es también un modo de expresión artística. No es de extrañar, ya que los kanjis son grafismos, pequeños dibujos que transmiten un concepto, y algunos de ellos tan complicados en su diseño que requieren precisión y esmero en sus trazos para poder hacer llegar el significado que contienen. Dándole vida al Zen. La caligrafía japonesa también es una herramienta para aplicar el principio religioso del zen, “viviendo” la escritura en el momento en el que se realiza, dejando que no sólo se lea su  contenido, sino que también deja entrever la personalidad del que la ejecuta, expresando a través del pincel no sólo una escritura, resulta el reflejo del alma del artista (principio zen aplicado también a la espada del samurai, que en ella se proyectaba el alma del guerrero que la blandía) . Ejercicio de paciencia. Pero no sólo se utiliza el Shodo de cara a habilidades sociales como la de la comunicación escrita, o para aplicar conceptos místicos como es el zen; en el mundo escolar también sirve para educar a los niños en una de las virtudes de las que hace gala la cultura japonesa: la paciencia. En clase de caligrafía, a los niños se les enseña que antes de comenzar a escribir, hay que deshacer los tacos de tinta con agua en un recipiente destinado a tal uso. Es un trabajo lento, que puede llegar a llevar las tres cuartas partes del tiempo dedicado a la clase de caligrafía, en un ejercicio de paciencia, que además aplica otro de sus dichos: “Manos ocupadas, manos felices”. Elemento pictórico y decorativo. La caligrafía japonesa Shodo forma parte de la  pintura japonesa desde tiempos antiguos; ya en los cuadros de Ukiyo-e en la época Edo (siglo XVIII), las caligrafías formaban parte de la composición pictórica. También son utilizados en las casas, en el rincón “sagrado”, o Tokonoma, adornándolo con caligrafías de bellos sognificados. Son decoraciones sencillas, elegantes y llenas de significado.

Esta es una galería virtual con caligrafías de Japonesca, con creaciones digitales y pergaminos enrrollables estilo kakejiku.

¿Te gustaría tener tu cuadro de Shodo personalizado?.

Puedes contactar con Japonesca sobre caligrafía japonesa; allí puedes solicitar la caligrafía que desees (tu nombre, significados simbólicos, o tu kanji favorito, o como regalo original y exótico ); los cuadros de caligrafía shodo son un detalle de originalidad y buen gusto. Más detalles en la tienda del Japonesca en el portal de artesanía Etsy
Para tu caligrafía puedes elegir el lema, los colores y las medidas, Japonesca te envía la prueba de cómo quedaría tu caligrafía sin ningún compromiso de compra. Más info en este enlace:

corazon

[:]